martes, 17 de septiembre de 2019

Para: El Cuenta Cuentos
De: El Sabio

He de encontrarme... Desicion o destino...

Los caminos no son el destino. La vida tiembla en perspectivas que alimentan los éxodos.
Aquellos que recuerdan su vida pertenecen en el entre tiempo, sin castigo negligente... solo por asuntos pendientes.

El sabio me recordó a el cuenta cuentos y aquí reposando de una gran jornada. Lejos de mi suelo, contemple lo que no creía comprender. Los miedos son los horizontes del avance moral. Entendí que el espejo de la verdad en concepto es una idea digna de admirar. Lejos de la complejidad individual de un ser.

No eran tiempos o momentos. Sus pisadas fueron siglos donde observo el humanismo , pero en secreto este cuenta mantuvo en secreto parte de lo que había descubierto. Según lideres de diferentes éxodos encaminados a la gran reunión se aglomeraban haciendo lo encubierto al descubierto.

Magia pura para aquel que no entienda que la necesidad de entender hace por impulso conceptual o personificando el futuro. El cual temo, medite "... solo es uno. Se vive un minuto a la vez."



Donde la dualidad irrita el cuerpo ancestral;  aquellas moribundas almas de éxodos encierran su verdad y de ella depende su existencia o propósito. Pilares tan vulnerables que la indiferencia lo consume.

En aquel sepulcro de rostros silenciosos , la curiosidad pensó que en la infinita muchedumbre en legión  densa ya han de encontrarme. No para arrestarme , soy quien entiende y es un gran peso...

El cuenta cuentos despierta a su éxodo , Octavio y Juan. Aunque no entendía como es una guerra moral de mantener convicción sin fe y fe sin convicción a lo imposible, observando medite.

"Hacemos la historia. Nos guiamos hasta nacer. En el desierto. Hasta el despertar."




- Carta de el alma a el Sabio antes de que se perdiera en su sabiduría.

-1743


0 comentarios:

Publicar un comentario