miércoles, 29 de julio de 2020



El 30 de julio, un rover de la NASA de seis ruedas del tamaño de un SUV se embarcará en su viaje a Marte, el comienzo de una búsqueda para descifrar los secretos del pasado del Planeta Rojo . Equipado con un conjunto de instrumentos y un sofisticado sistema de perforación, el rover tiene la tarea de responder una pregunta que ha confundido a los científicos durante siglos: ¿alguna vez Marte ha albergado vida?
El rover, llamado Perseverance , es una de las misiones planetarias más ambiciosas de la NASA hasta la fecha. El robot no solo está diseñado para analizar rocas marcianas en busca de signos de vidas pasadas, sino que el rover también almacenará docenas de muestras para dejarlas en algún lugar de la superficie marciana. Estas muestras capearán la próxima década en Marte, esperando el día en que llegue otra nave espacial robótica, las recoja y despegue. Las muestras luego viajarán de regreso.


Todo es parte de una operación conocida como Mars Sample Return. El objetivo es traer piezas prístinas de material marciano a la Tierra donde podamos estudiarlas en laboratorios sofisticados.


La perseverancia es solo el primer paso, extremadamente complicado, en ese proceso de devolución de muestras. Si tiene éxito, Perseverance empaquetará cuidadosamente docenas de muestras de la superficie marciana que algún día podrán ver la Tierra. Pueden decirnos si existió vida en Marte o si siempre ha sido un planeta árido.


LA BÚSQUEDA DE VIDA EN MARTE


En 1976, la NASA envió dos aterrizadores, llamados Viking 1 y Viking 2, a la superficie marciana para buscar activamente signos de vida. Si bien la pareja aprendió mucho sobre Marte, no encontraron ninguna evidencia convincente de que la vida haya existido en el planeta, lo que frenó la búsqueda por un tiempo. Pero en retrospectiva, los aterrizadores vikingos no estaban bien equipados para responder esa última pregunta. En comparación con lo que sabemos hoy, no tenían una comprensión muy sofisticada de cómo buscar la vida.


CON EL TIEMPO, SURGIÓ UN NUEVO RETRATO DEL PASADO DE MARTE


La NASA siguió a los aterrizadores vikingos con orbitadores que estudiaron a Marte desde arriba, así como a los rovers que se arrastraron por la superficie del planeta. Con el tiempo, surgió un nuevo retrato del pasado de Marte. Gracias a los datos de estas naves espaciales, los científicos se dieron cuenta de que hace 3.500 millones de años, los lagos y ríos de agua líquida salpicaban la superficie del planeta. El flujo de agua en la Tierra es quizás el ingrediente más importante para la vida en nuestro planeta; muchos científicos se preguntaban si este exuberante Marte del pasado también albergaba organismos.


Los datos del rover más reciente de la NASA, Curiosity, revitalizaron la búsqueda de vida. Caído en una cuenca llamada Gale Crater en 2012, los instrumentos de Curiosity rápidamente determinaron que la región fue una vez un lago gigante. Al mismo tiempo que existía ese entorno, en la Tierra un entorno similar no solo sería habitable, sino que habría estado habitado. Habría organismos vivos en un entorno muy similar en un momento muy similar en la Tierra.


Avance rápido hasta hoy, y la NASA eligió quizás el lugar más tentador para que Perseverance explore: una región en Marte llamada Jezero Crater. Los científicos están bastante seguros de que el cráter alguna vez fue el hogar de un río que fluye y se vierte en un lago. El agua que fluye puede haber traído sedimentos y otros minerales al lago, proporcionando la receta química correcta necesaria para que la vida se dé.


Si hubiera microbios en ese lago, tendrían todas las oportunidades de colonizar, especialmente, por ejemplo, en el borde del lago donde a menudo se encuentra basura de estanques en la Tierra o este tipo de sustancia verde en el borde de un estanque o un lago .


LA EXCAVACIÓN MARCIANA


Una vez que Perseverance llegue a Jezero, la búsqueda se llevará a cabo para las llamadas "Bio firmas" . Una firma biológica podría ser una roca, mineral o estructura formada por seres vivos. Podrían ser productos químicos producidos por procesos biológicos o materia orgánica, moléculas hechas de carbono e hidrógeno que comprenden toda la vida de la Tierra. Encontrar una firma biológica sería increíble.


La perseverancia está adornada con siete instrumentos, la mayoría de los cuales buscarán firmas biológicas a medida que el vehículo explora el terreno marciano. Incluyen cámaras, radar, un láser y más. La perseverancia también tiene algunos proyectos paralelos. Un instrumento llamado MOXIE intentará convertir el dióxido de carbono en la atmósfera marciana en oxígeno, una técnica que puede ser útil para futuros exploradores humanos de Marte. La adición más llamativa es un pequeño helicóptero, que intentará volar a través de la delgada atmósfera marciana.


La verdadera pieza de resistencia de Perseverance es su sistema de muestreo. El aspecto de retorno de la muestra es realmente el mayor objetivo motivador de Marte 2020.


Un brazo robótico se extenderá hacia afuera desde la parte delantera del rover y perforará en la superficie con una de las nueve brocas. El material perforado se barajará en uno de los 43 tubos de muestra de titanio que Perseverance trajo a Marte. Una vez lleno, se introduce un tubo en el vientre del vehículo explorador, donde otro brazo robótico toma imágenes de la muestra, la sella herméticamente y luego la almacena para más tarde.


Equipos enteros de científicos e ingenieros determinarán dónde y cuándo se realizará Perseverance. Están tratando de planificar todo lo que pueden ahora, pero todo depende de exactamente dónde aterriza la Perseverancia dentro del Cráter Jezero. Una vez que está en el suelo, el rover puede analizar su entorno y resaltar áreas clave de interés. Los equipos están a la caza de ciertos tipos de rocas como los carbonatos, que se han visto desde la órbita que rodea el borde del cráter Jezero. También esperan detectar montículos irregulares de tierra en capas, conocidos como estromatolitos . Los estromatolitos se forman en ambientes de aguas poco profundas en la Tierra cuando las esteras de cianobacterias atrapan pequeños fragmentos de sedimento, creando formaciones de roca en capas. Estructuras similares en Marte proporcionarían lugares atractivos para perforar.


LA NASA AFIRMA QUE LOS TUBOS PODRÁN DURAR HASTA 20 AÑOS


En algún momento, los científicos tomarán la decisión de colocar los tubos de muestra en algún lugar de la superficie marciana. Es posible que decidan volcar los tubos en unos y dos, o muy probablemente en un gran grupo en una superficie plana en algún lugar. Como están hechos de titanio, los recipientes de muestra deben ser capaces de resistir el frío ambiente marciano, así como cualquier tormenta de polvo potencial, sin perder el preciado contenido dentro de ellos. También se han pintado de blanco en caso de que las cosas se calienten también en Marte.


Esa será la clave, ya que será una larga espera hasta la misión de seguimiento. La NASA y la Agencia Espacial Europea están trabajando juntas para ayudar a acelerar las cosas. Es probable que la misión envíe otro rover a Marte para recoger las muestras y luego llevarlas a un cohete, que podría encontrarse con otra nave espacial en órbita. Esa nave espacial comenzará el viaje de regreso a la Tierra con las muestras. Va a ser increíblemente complicado, y los científicos están viendo una espera que podría durar hasta una década.


Pero si todo sale bien, los resultados podrían ser tremendos. Una vez en la Tierra, los científicos podrían tomar las muestras y cortarlas en finas láminas de roca. instrumentos que podemos volar en una misión a Marte.


COMPLICACIONES


Durante el tramo final de los preparativos del lanzamiento, la pandemia de COVID-19 golpeó, obligando a los ingenieros a reelaborar completamente sus planes. El equipo trabajó por turnos para reforzar el distanciamiento social y agregó precauciones adicionales de limpieza y desinfección para asegurarse de que no transmitieran el virus a sus colegas. También hubo problemas con el viaje del rover a Marte. El cohete Atlas V programado para lanzar la misión experimentó algunos problemas durante una prueba en junio, lo que obligó al equipo a retrasar el lanzamiento unas pocas semanas . Solo hay una pequeña ventana de tiempo este verano para que Perseverance se lance cuando Marte y la Tierra se acerquen más en sus órbitas. Si el rover no puede lanzarse antes de finales de agosto, la NASA podría tener que esperar otros dos años para intentarlo de nuevo.


LANZAMIENTO


La perseverancia está ahora a días de su lanzamiento programado el 30 de julio a las 7:50 a.m. ET. El vehículo despegará de Cabo Cañaveral, Florida, poniendo a Perseverance en camino a Marte con una fecha de llegada programada para febrero de 2021. Es el mismo mes en que otras dos naves espaciales llegarán a Marte: un orbitador construido por los EAU llamado Hope y China's Misión Tianwen-1, que también incluye un rover .


El próximo febrero, la perseverancia descenderá a Marte, una hazaña atrevida que solo ocho misiones han logrado con éxito. Será la parte más desgarradora del viaje, a menudo descrita como siete minutos de terror. Pero si la perseverancia puede llegar al suelo en una sola pieza, el verdadero trabajo puede comenzar. Ya sea que la Perseverancia encuentre vida o no, podría brindarnos información importante sobre la naturaleza de nuestro Sistema Solar y del Universo.






Fuente Bibliográfica: JPL NASA


Dra. Anayatzin S Mendoza



Next
This is the most recent post.
Entrada antigua

0 comentarios:

Publicar un comentario